Coloquio “Desvíos. En torno al ‘Prólogo epistemocrítico’ de Walter Benjamin”

El jueves 23 de mayo, entre las 14:30 y las 20:00 hrs. en la Sala B41 de la Biblioteca Nicanor Parra (Vergara 324, cuarto piso) se llevará a cabo el coloquio “Desvíos. En torno al ‘Prólogo epistemocrítico’ de Walter Benjamin”, organizado por el Instituto de Filosofía junto con el Proyecto FONDECYT Postdoctorado 3180139.

Participan Florencia Abadi (UBA / CONICET, Argentina), Diego Fernández H. (UDP / FONDECYT), Federico Rodríguez (PUC), Francisco Vega (UMCE / CONICYT) y Francisco Naishtat (UBA – UNLP / CONICET, Argentina). La entrada es abierta a quien desee asistir y no requiere inscripción previa.

Sobre el coloquio

Sobre una versión previa pero no significativamente distinta del ‘Prólogo epistemocrítico’ (1925), Rolf Tiedemann señaló: “se trata con probabilidad del texto más esotérico jamás redactado por Walter Benjamin”. Según Scholem, Benjamin le había señalado que dicho texto “sólo podría ser comprendido por quién conociese la Cábala”. Por esto y por lo anterior, Tiedemann no se olvidó de consignar la siguiente evidencia: que con seguridad, el “Prólogo epistemocrítico” había contribuido en forma decisiva a la incomprensibilidad con que, hacia 1925, fue juzgado el texto de habilitación que Benjamin presentó a la Universidad de Frankfurt am Main. Lo cierto, sin embargo, es que en la autonomía que ha cobrado y que hasta cierto punto él mismo reclama, el “Prólogo epistemocrítico” no sólo puede ser leído como una decantación del pensamiento temprano de Benjamin (ese que va, si nos dejamos orientar por las datas que él mismo declara, de 1916 a 1925), sino también como una forma abreviada (es decir, magistralmente condensada) del pensamiento benjaminiano tout court. Es ahí donde encontramos, entre tanto –entre tal cantidad de elementos heterogéneos que mal podríamos enumerar acá–, la idea de “desvío” (Umweg) que da nombre a nuestro coloquio, y que será –que, en rigor, ya era– una idea irrenunciable a dicho pensamiento. Con ella no se trata –como a veces se ha creído– de que no haya método. La formula “el método como desvío” señala en cambio un horizonte y una exigencia para el propio pensamiento (y no entonces una consolación para su imposibilidad): hacer del desvío un método; hacer que la desviación pueda devenir método para el pensamiento.

Por esto, el desvío implica siempre la producción de una singularidad, porque la desviación –en la medida en que no es nunca algo trazado de antemano (a diferencia de tantos caminos ya mil veces transitados)– implica la realización misma del pensamiento en tanto “saber perderse” (“saber perderse… –decía Benjamin en Infancia en Berlín, requiere de ejercitación”). Y por ello mismo, al tener que abrirse paso cada vez, el pensamiento multiplica sus formas. El título de nuestro coloquio busca dar cuenta de ese singular-pluralidad: Desvíos. Lejos de intentar agotar la significación de un texto expresamente diseñado contra ese propósito, el presente coloquio se propone explorar esas formas (o imágenes) del pensamiento a partir de distintas derivas que tengan como punto de partida, de destino o simplemente como estación intermedia (o intermodal), el “Prólogo epistemocrítico”.

Programa

Florencia Abadi (UBA / CONICET), “Walter Benjamin y la conquista erótica”  / 14:30-15:20

Diego Fernández H. (UDP / FONDECYT), “Sobre la idea de ‘conexión’ (Zusammenhang) en Walter Benjamin” / 15:20 – 16:10

Federico Rodríguez  (PUC), “El poeta y las montañas. Un recuerdo juvenil” / 16:30 – 17:20

Francisco Vega (UMCE / CONICYT), “Figuras de la percepción. Variaciones sobre un motivo benjaminiano” / 17:20 – 18:10

Francisco Naishtat (UBA – UNLP / CONICET), “Constelaciones hermenéuticas y polaridades críticas. La destrucción de la tradición en Heidegger y en Benjamin” / 18:30 – 19:30